Únete‎ > ‎Para Inversionistas‎ > ‎

Artículo sobre ISR


Sobre Inversión Socialmente Responsable (ISR)

Este artículo, que es bastante detallado, ha sido escrito por un querido colega permacultor integral innovador, y describe muy bien la grieta crucial que estamos intentando tratar con esta iniciativa.

MÁS ALLÁ DE ISR; ¿A DÓNDE VAMOS PARTIENDO DE AQUÍ?

por Hal Brill, author de Invirtiendo con tus Valores

(ISR= Inversión Socialmente Responsale)



Resumen

Las decisiones de inversión hechas hoy formarán el mundo de mañana. ISR ha emergido como un faro de esperanza, guiando a algunos inversores hacia decisiones financieras que integran valores ecológicos y sociales. Pero las inversiones ISR están casi exclusivamente dirigidas a los mercados secundarios de acciones y bonos. Frente a crisis medioambientales y sociales que empeoran, deben implementarse nuevas estrategias que mobilizan el capital social directamente hacia actividades que catalizarán un futuro sostenible. Este artículo propone un nuevo marco para invertir en un futuro sostenible.


¡ISR MOLA! ¿Y AHORA QUÉ? 

Este debería ser un momento para celebrar. Las Inversiones Socialmente Responsables (ISR) se han convertido en una industria de 2 trillones de dólares en los Estados Unidos, y se está extendiendo rápidamente por el mundo. Estamos ganando a Wall Street en su propio juego:

  • Gestores de dinero de ISR están consiguiendo beneficios competitivos (y a veces superiores) aunque limitan sus inversiones a las que superan filtros sociales y medioambientales.
  • La ISR ha crecido durante épocas de crecimiento y de decrecimiento general del mercado.
  • Las preocupaciones de los inversores de ISR han cambiado el comportamiento de corporaciones y provocado reformas significativas.
  • La ISR ofrece actualmente un rango lo suficientemente grande de opciones de inversión para que los inversores puedan diversificarse a lo largo de muchos tipos de inversión.

He sido un gran partidario y promotor de la ISR, escribiendo un libro (Invirtiendo en Tus Valores), hablando y trabajando en el campo durante 14 años. Para los que nos hemos reunído en la primera conferencia nacional de ISR (más o menos 40 personas en el rancho de un tío de Colorado en 1990) el crecimiento extraordinario habría sido difícil de imaginar. La conferencia de 2003, con casi 500 participantes, es un testimonio al hecho de que las ISR están proveyendo las necesidades de más y más inversores.

Pero a pesar de esos grandes logros, la situación aquí en el Planeta Tierra parece estar empeorando. Las ISR no han prevenido que una serie sobrecogedora de indicadores sociales y medioambientales hayan alcanzado la zona de peligro. Estoy cada vez más preocupado por las ISR, ya que tal y como se practican actualmente, no son adecuadas para proveer las necesidades del siglo 21. No es momento de descansar en los laureles; darle más fuerte al mismo clavo puede no construír el barco que necesitamos ahora mismo. Incluso si las ISR continúan creciendo y acumulando más recursos, no está claro que el impacto sea lo suficientemente grande. Necesitamos usar el éxito que ya hemos conseguido y movernos al siguiente nivel.

Creo que debemos encontrar una nueva estructura de inversión dirigida a llevarnos a donde queremos ir, hacia un mundo próspero, en ben estado ecológico y justo. Esto requerirá que algunos de nosotros robemos algo de la atención que reciben los mercados de Wall Street y enfaticemos mover el capital directamente a los individuos, proyectos, organizaciones y pequeños comercios que pueden implementar este futuro más brillante.


EL TABURETE DESVENCIJADO

Los practicantes pioneros de ISR usaban la imagen de un taburete de 3 patas para hablar de estrategias.

1) La primera pata era "Seleccionar", que en principio significa eliminar inversiones que no cumplen ciertos criterios (pero también se usa para seleccionar positivamente hacia comportamientos o actividades positivas).

2) "Activismo de Accionistas" es la segunda pata, que emplea las voces y votos de los inversores para cambiar el comportamiento de las corporaciones.

3) Finalmente, la tercera pata es "Invertir en Comunidad", que dirige el capital a Instituciones Financieras de Desarrollo de Comunidad (IFDC) que se enfocan principalmente en crear trabajos y viviendas asequibles para los que no tienen acceso a capital.


Esta misma metodología se usa hoy en día para medir el tamaño de las ISR. De acuerdo al estudio de 2003 recientemente publicado por el Foro de Inversión Social, hay más de 2 trillones de dólares invertidos en estas estrategias. Pero la cuestión en la que quiero centrarme es que casi todo (el 99%) de esos 2 trillones de dólares se invierte en los mercados secundarios para acciones de corporaciones o el mercado de bonos de empreasas y estado. Inversión en comunidades (que ha estado creciendo rápidamente), e inversión directa, como capital de riesgo social, todavía representan una parte minúscula del panorama.


La razón principal por la que empiezo a sentir que nuestro viejo taburete de siempre empieza a quedarse anticuado es que la ISR no está tratando adecuadamente las opciones de inversión fuera de corporaciones. Inventando equivalentes "socialmente responsables" (como los fondos mutuos y cuentas separadas) a las inversiones convencionales, mantenemos el dinero en la misma pista en que juega Wall Street. Pero como el líder de sostenibilidad William McDonough dijo recientemente sobre la ISR en las Montañas Rocosas, es el momento de intentar ganar de verdad, Puede que tengamos sólo una década o dos antes del colapso de los ecosistemas. Los cambios incrementales que ocurren a través de la ISR basada en corporaciones puede no ser suficiente.


Ciertamente no estoy proponiendo una retirada de las ISR como estrategia para mejorar el comportamiento de las corporaciones. Esta es una pieza esencial de lo que debe hacerse, y la ISR está haciéndose más y más efectiva al madurar. Pero sería ingenuo poner todos nuestros huevos en la cesta de las corporaciones. La Sostenibilidad es mayoritariamente un esfuerzo local que debe involucrar a individuos y comunidades. De hecho, mucha de la innovación, desde agricultura orgánica hasta energía renovable y construcción verde, ha ocurrido fuera del sistema corporativo y ahora está siendo adoptado por las corporaciones. Para afrontar seriamente el parar nuestro desliz hacia el colapso ecológico y/o social, debemos encontrar formas de dirigir el capital a donde conseguirá los mayores beneficios medioambientales y sociales, tanto dentro como fuera de la América Corporativa.


3 CRISIS / 3 ESTRATEGIAS 

Si desbloqueamos nuestro pensamiento sobre invertir de la forma en que se hace en Wall Street, ¿Qué tipo de estrategias se nos ocurrirían? Como un asesor de inversiones, he sido entrenado para ayudar a los clientes a enfocarse en sus objetivos, y entonces a inventar estrategias que conseguirán esos objetivos. Pero enfocándonos enteramente en el balance financiero, ¿Estamos olvidando que muchos fondos de pensiones al retirarnos no nos servirán de mucho si los sistemas de soporte de la vida del planeta están rotos?    ¿A quién le importa si el Índice Social Domini supera al S&P 500 mientras vemos extinciones en masa de especies y calentamiento global rápido?

He agrupado los desafíos a los que se enfrenta nuestro mundo en tres categorías y propongo tres estrategias generales diseñadas para conseguir el fin de invertir esas crisis y crear una sociedad sana y próspera.


Primero, hay una Crisis de Equidad

La solución de inversión: Inversión Comunitaria.

Todos sabemos que billones de personas viven con un dólar o dos al día. Malnutrición y enfermedades, analfabetismo y desesperación son realidades duras para gran parte de la familia humana. Una tajada elitista controla la mayoría de los recursos financieros. Esta diferencia está empeorando tanto dentro de los EEUU y entre la gente rica como en los países en desarrollo.

¡No está bien que billones de personas no tengan comida, agua, educación o sanidad! 

Las inversiones comunitarias tratan una causa principal de la pobreza: falta de acceso a capital. Fondos para micro-préstamos a emprendedores en países en desarrollo ayudan a los trabajadores pobres a empezar sus propios negocios y mejorar sus vidas. Este mismo enfoque sirve en los EEUU, también. Muchos norteamericanos necesitan capital para empezar nuevas empresas o crear viviendas asequibles. Dirigiendo nuestros ahorros hacia bancos comunitarios, uniones de crédito y fondos para préstamos, podemos ganar un interés de forma segura mientras hacemos que los que mejor puedan utilizarlo tengan capital disponible.


Segundo, hay una Crisis Medioambiental

La solución de inversión: Inversión Regenerativa. 

No es un secreto que cada sistema natural en la Tierra está siendo destruído. El calentamiento global, las extinciones en masa, erosión del suelo, agotamiento del agua, contaminación...  Miles de personas murieron el verano pasado en Europa por el calor asfixiante. Mullones han sido desalojados de sus hogares debido a la destrucción medioambiental. Esas son sólo las consecuencias iniciales de nuestra economía intensiva de carbono y extracción de recursos, hay pocas esperanzas de mejoras cercanas sin cambios radicales a las industrias dominantes y nuestos propios estilos de vida.


La Inversión Regeneradora reconoce que nuestras elecciones de inversión dan forma al mundo del futuro. El hecho de que tenemos un sistema energético dominado por combustibles fósiles es el resultado de las elecciones de inversión hechas por la última generación. Si vamos a legar un futuro más verde a nuestros hijos necesitamos tomar decisiones de inversión más verdes. La Inversión Regeneradora aprovecha las oportunidades que son inherentes en esta crisis. Emplea el ingenio humano apra resolver nuestros problemas más urgentes, y espera recibir ganancias financieras haciendo inversiones con visión de futuro en áreas como energías limpias, agricultura/ingeniería forestal sostenible, reciclaje y desarrollo ecológico de propiedades. Puede hacerse a cada nivel, desde cambiar a bombillas fluorescentes compactas en nuestros hogares a grandes capitales riesgo.


Tercero, tenemos una Crisis de toma de Decisiones

La solución de inversión: Inversión Corporativa.

¿Quién toma la mayoría de las decisiones importantes de nuestra época? Hoy en día, los gigantes corporativos de la energía están peleándose sobre los detalles de una ley de energía que seguramente incluirá gigantescas concesiones a las industrias de combustibles fósiles y nucleares. Halliburton y muchas otras compañías tienen acceso directo a los políticos, asegurándoles contratos gubernamentales lucrativos. Los grupos de presión corporativos suelen escribir partes clave de las legislaciones. ¡Necesitamos reclamar nuestro poder!

La Inversión Socialmente Responsable, ISR, es el acercamiento maduro a usar inversiones para lograr una "ganancia triple": financiera, social y medioambiental. Mi mensaje a los activistas progresivos es "no te rindas con las corporaciones, ¡cámbialas!". Simplemente no podemos abandonar el sistema corporativo, es el que manda. Usando las herramientas sobre las que hemos hablado durante años, filtros y activismo de inversores, tenemos entrada a los salones del poder. Podemos usar nuestro dinero como "zanahoria" para premiar a las compañías que nos dirigen en direcciones positivas, y usarlo como "palo" para parar prácticas destructivas.

Me he enfocado en formas de usar el capital de inversión para tratar esas tres crisis, pero por supuesto sólo es una parte de la situación. La filantropía es indispensables. Los consumidores juegan un papel enorme; cambiar nuestros hábitos de consumo y dirigir el capital hacia negocios locales y producción de "comercio justo" es esencial si queremos crear economías saludables. De forma similar, el activismo político es un fundamento de la sociedad y debemos trabajar hacia la reforma electoral. pero invertir es la única estrategia que puede mobilizar millones de dólares rápidamente.


UNIÉNDOLO TODO

NUEVAS CARPETAS PARA EL SIGLO 21

Hay algunas barreras para implementar un plan de inversión que utiliza las estrategias anteriores. Principalmente, el plan requiere que los inversores piensen de forma diferente sobre el futuro, y que coloquen recursos de forma diferente a como se ha hecho tradicionalmente. De forma muy signnificativa, la nueva carpeta empieza a des-enfatizar el mercado de valores. Como un asesor de inversión, he sido entrenado para enseñar a la gente que el mercado de valores siempre subirá un 10-12 por ciento anualmente durante un período razonablemente largo de tiempo (10-20 años). Esto es lo que hizo en el siglo 20, así que los creyentes en la historia nos dicen que esto continuará de forma indefinida en el futuro.

Estoy empezando a sospecharlo, aunque la siguiente década o dos puede continuar esa tendencia, existe la posibilidad de que en algún momento en este siglo los fundamentos de nuestra economía se desmoronen. Especialmente los fundamentos ecológicos de la vida que se están deteriorando, combinados con las predicciones de población para un doble problema, combinado con situaciones políticas inestables, tienen todos los indicadores para un futuro inestable. ¿Puede este motor de crecimiento económico seguir funcionando? Sólo el tiempo lo dirá, pero no es demasiado pronto para empezar a preparar estrategias de inversión apropiadas mientras la historia se desarrolla.


La primera estrategia, Inversión Comunitaria, es usada hoy en día por inversores muy conservadores. Las inversiones comunitarias suelen ser de extremadamente bajo riesgo y tienden a devolver intereses similares a permutas de incumplimiento crediticio o bonos a corto plazo. Me gustaría ver inversiones comunitarias con algo más de riesgo y mayores beneficios para que los inversores tengan más elecciones.

Actualmente el Foro de Inversión Social tiene una campaña de "1% o más para Comunidad". Esto anima a inversores a poner al menos el 1% de sus fondos en inversiones de comunidad. Esto debería verse sólo como un punto inicial. Necesitamos subir el listón. Judy Wicks, dueña del White Dog Café en Philadelphia, y fuerte defensora de las "economías locales vivas" puso toda su carpeta de inversión en inversiones comunitarias. Lo hizo antes de que el mercado de valores empezara su racha de pérdidas de 3 años, así que estaba bastante contenta de tener ganancias modestas pero positivas. La cantidad apropiada para cada inversor varía, pero me gustaría ver a esto tener un papel más significativo en el futuro.


La Inversión Regenerativa es la menos desarrollada de esas tres estrategias. Poner dinero directamente en actividades sostenibles requiere un montón de investigación e involucramiento personal. Normalmente las mejores oportunidades vienen a través de canales privados, no el mercado de valores. Por esto he investigado oportunidades como cultivo sostenible de árboles de madera dura o antiguos ranchos de ganado en Costa Rica, y he lanzado mi propio proyecto de desarrollo verde en Paonia, CO  (ver seehttp://www.creekvista.com ).

Ahora mismo estoy investigando algunas otras inversiones alternativas y espero poder ofecerlas en el futuro. Esto puede resultar en la creación de nuevos fondos específicamente para inversiones pro-activas que ponen dinero en la tierra, donde hace falta.


Sólo la tercera estrategia, Inversión Corporativa usando ISR, está totalmente desarrollada ahora mismo. Tiene unos antecedentes irreprochables de responsabilidad fiscal y efectividad social. Pero algunos critican la ISR porque un gran rango de compañías pueden encajar dentro de los filtros sociales establecidos. Por ejemplo, un número reciente de la Revista GreenMoney publicó un debate entre Paul Hawken y Amy Domini sobre si McDonalds debería ser incluído en un índice socialmente seleccionado (está en el  Domini Social 400). Enigmas éticos como este son endémicos a los filtros sociales, pero pueden distraernos de una cuestión más grande: la ISR está enfocada casi enteramente en el mercado secundario para corporaciones de comercio público. Podemos y deberíamos debatir sobre cuáles están bien y cuáles no, pero esto no debe impedirnos buscar estrategias más directas como Inversión Regenerativa y Directa que ponen nuestro dinero a funcionar inmediatamente. 


Estos son algunos de los pensamientos que he tenido sobre las nuevas prácticas de inversión para el siglo 21. Me encantaría oír cualquier comentario que tengáis.


Arículo escrito por Hal Brill, que es Presidente de Servicios de Inversión Natural S.A. (www.naturalinvesting.com), además de Asesor de Inversiones Registrado y co-autor de Invierte con Tus Valores: Hacer dinero y Marcar la Diferencia (ed. Bloomberg/New Society). 

Puedes contactarle en el (970) 527-6550 o en [email protected]



Comments